¿Son Cómodas Las Tangas?


Si has pensado en pedir un par de tangas para probarte, pero no te entusiasma la idea de andar por ahí todos los días con un calzón permanente, hemos preparado esta guía rápida para responder a algunas de tus preguntas más urgentes.

La verdad es que no hay una respuesta única a la pregunta “¿son cómodas las tangas?”. – ¡igual que no hay tal cosa como un tanga de talla única!

Pero para cuando termines de leer este artículo, tendrás una mejor idea de si las tangas son o no adecuadas para ti (y recogerás algunas consejos y trucos para que llevar tangas sea mucho más cómodo …justo al salir de la puerta, también). 

Vamos a sumergirnos.

¿Las tangas son cómodas?

Podemos decirte inmediatamente que cuando encuentras las tangas adecuadas son increíblemente cómodas, tanto que algunas damas no usan nada más. 

Claro, de vez en cuando te encontrarás con una tanga que no tiene el ajuste adecuado o el tejido correcto – introduciendo un mundo de incomodidad que querrás arreglar lo antes posible.

Pero en su mayor parte los tangas son súper cómodos, y deberías considerar usarlos .

Y no, no tendrás que preocuparte de que los tangas se sientan como un calzón permanente (especialmente con los consejos que destacamos a continuación)! 

Hay, por supuesto, un par de cosas que hay que considerar antes de que te conectes a Internet y hagas un poco de compras de tanga. Encontrar la tanga adecuada es bastante sencillo y directo cuando sabes qué buscar, así que vayamos al grano. 

Descomponiendo los diferentes tipos de tangas  

Aquellos que son nuevos en el universo de las tangas pueden tener la impresión de que todas las tangas son “hilo dental”, pero nada más lejos de la realidad. 

En realidad, los tangas vienen en todas las formas y tamaños (al igual que casi cualquier otro tipo de ropa interior), aunque se dividen en tres categorías principales.

Primero, tienes las tradicionales tanguitas que ofrecen mucha cobertura en la parte delantera, una cintura relativamente ancha y una franja de tela bastante estrecha (digamos una pulgada de ancho más o menos) que se desliza entre las mejillas. 

Estas son tus tangas de “todos los días”, tangas que pueden ser súper cómodas (especialmente cuando están hechas de algodón de alta calidad), y tienen una buena posibilidad de formar parte de la rotación regular de tu ropa interior.

En segundo lugar, las tangas de cuerda G tienen cinturas súper angostas que suelen ser ¼ de una pulgada de grosor o incluso más delgadas con una cuerda que corre entre las mejillas que es aún más delgada que eso (cuando es posible). 

La parte de la correa de estos pares de ropa interior también suele ser bastante fina, con cuerdas G diseñadas para desaparecer completamente cuando se usan pantalones ajustados. Eliminarán por completo las líneas de los calzones y se sentirá como si no llevara casi nada de ropa interior. 

Por último tienes las tangas al estilo de la samba, un híbrido entre los pantalones cortos de chico y una tanga que ofrece lo mejor de ambos mundos. 

Por lo general, este tipo de tangas ofrecen la suficiente tela para cubrir la mitad superior de la parte inferior, dejando el resto del trasero expuesto, eliminando las líneas de las bragas y ofreciendo un poco más de cobertura y un poco más de apoyo de lo que tendrían las tangas tradicionales.

Si alguna vez has pedido unos pantalones de baño “descarados” que se han hecho súper populares en los últimos años, te has encontrado con este tipo de tangas híbridas.

Ajustarse a la forma en que se sienten las tangas  

Mucha gente que se pregunta “¿son cómodas las tangas?” están comprensiblemente un poco nerviosos de que les vaya a costar adaptarse a la forma en que se siente la ropa interior de las tangas. 

Lo entendemos. 

También te decimos que definitivamente va a haber un pequeño período de ajuste cuando uses las tangas por primera vez.

Pero no te va a llevar mucho tiempo acostumbrarte a cómo se sienten estos calzoncillos cuando los usas de forma consistente. 

La mayoría de la gente que no ha usado una tanga está segura de que se sentirá como un calzón muy malo, pero ese no es el caso normalmente.

De hecho, muchas personas consideran que las tangas son la ropa interior más cómoda que existe, generalmente porque hay muy poca tela para amontonarse, para que se caigan o para que se suban y se vuelvan incómodas.

Sólo ten en cuenta que usar tangas las primeras veces puede resultar un poco raro y un poco extraño.

Sin embargo, si te apegas a ello, es muy probable que olvides cómo se sienten en una o dos horas. Muy pronto serán una gran parte de la rotación de tu ropa interior. 

Las telas y el ajuste hacen un mundo de diferencia

Por supuesto, las telas y el ajuste de las tangas que se compran van a hacer un mundo de diferencia cuando se trata de cómo se sienten. 

Algunas personas aman absolutamente la forma en que Tangas de algodón de alta calidad se sienten contra su cuerpo.

Y a otros les encanta la forma en que las cuerdas G de seda, satén o tela sintética que son súper livianas y casi imposiblemente delgadas desaparecen por completo. 

Otros querrán una tira extra ancha en la espalda, mientras que otros querrán una tira de tela tan estrecha como sea humanamente posible para deslizarla entre sus mejillas.

Encontrar el ajuste correcto en la tela adecuada va a llevar un poco de tiempo (como con cualquier otro par de ropa interior), pero una vez que encuentres algo que funcione te sorprenderá la cantidad de opciones disponibles en ese tipo de configuración.

Cómo usar una tanga

No importa la tela y el tamaño de tu tanga, si no la usas correctamente no será cómoda.

Aquí hay un par de consejos rápidos para ayudarte a usar tus tangas más cómodamente, respondiendo de una vez por todas a la pregunta “¿son las tangas cómodas?” de aquí en adelante. 

  • Asegúrate de no usar la misma tanga dos días seguidos sin pasándolo por la lavadora . Las bacterias pueden propagarse más rápido en las correas que en la ropa interior normal y no querrás correr el riesgo de infección.
  • Elegir un tamaño de tanga más grande que el que usarías normalmente es un buen consejo casi universal, ya que te proporciona más comodidad (y más cobertura). Pero no te pongas demasiado grande! Las tangas no deben tener un montón de tela suelta.
  • Las correas de algodón evitan que las bacterias se propaguen mejor que cualquier otro tejido, así que si tienes problemas con las infecciones, puede ser una buena idea volver a utilizar materiales más naturales.
  • Asegúrate de que la cintura de tu tanga no pase por encima de la línea de tu cinturón o acabarás con lo que se llama “cola de ballena”, en la que tu tanga pasa por encima de tus vaqueros todo el tiempo. Puede resultar bastante incómodo (e incluso embarazoso) en un apuro.

Así que para responder a la pregunta, ¡sí! Las tangas son absolutamente cómodas y algo que toda mujer ( e incluso los hombres ) debería sentirse bien usando.

,

,

,

,